¿Por qué Es Importante El Perdón?

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Perdonar es algo que se dice fácil, pero hacerlo de forma sincera y real es verdaderamente difícil de hacer.

¿Por qué? La respuesta es sencilla.

Porque implica todo un proceso dentro de nuestra mente.

Cuando finalmente terminamos ese proceso que es interno y cuya velocidad varía de persona a persona, llega el momento preciso; sentirlo es muy importante.

El momento de perdonar aparece cuando se ha atravesado -de principio a fin- el proceso doloroso que lleva hasta el perdón, que debe ser un momento de liberación para quien lo otorga y para quien lo recibe de forma sincera.

El Perdón y su proceso

El proceso para llegar al perdón pasa por tres etapas:

  • El entendimiento de lo que pasó
  • La comprensión del otro
  • La aceptación

Es hasta el final que la persona realmente está lista para perdonar.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Encontrar la paz que conlleva el acto de perdonar no requiere buscar palabras más o menos adecuadas para hacerlo.

Se trata de buscar en nuestro interior y conectar con nuestras emociones, que a veces no nos gustan, nos incomodan, e incluso nos conducen a sentimientos más profundos como el miedo y hasta el terror a enfrentar la situación.

Esto ocurre porque no se nos enseñó a contener este proceso, sin embargo; que podemos pararlo cuando queramos, si sabemos conectar con nuestras emociones y manejarlas correctamente.

[/vc_column_text][vc_single_image image=”1114″ img_size=”605×400″ alignment=”center” style=”vc_box_shadow” stm_hover_action=”top”][vc_column_text]

A quién tengo que perdonar?

A veces por no perdonar aceptas castigos de diferentes formas, como pago a eso que pudiste percibir como mal hecho y que castigas.

En otras ocasiones el perdón puede ser a ti mismo por haber permitido que te hagan sufrir, como perdonarte por haber elegido a esa persona que tienes como pareja.

Es por eso que todas las acciones son regresivas, así como aprendimos a amar, aprendemos también a lastimar.

¿Cómo aprendo a perdonar?

Emprendiendo el viaje a lo más profundo del inconsciente donde nos enfrentemos a nosotros mismos y a nuestras pulsiones o emociones, conociendo cómo percibimos nuestra historia.

Emprender el viaje a conocer lo que se siente como culpa o castigo, puede ser muy doloroso, pero su recompensa es el crecimiento emocional.

Revivirlo para ya no actuarlo y que no se convierta en un círculo vicioso resulta doloroso pero a la vez es placentero.

Nos permitirá al final enfrentar  de una manera más consciente todas las cosas que la vida nos depare en el futuro la vida cotidiana, sabiendo qué pasa y resolviéndolo.[/vc_column_text][stm_cta button_color=”white” button_style=”outline” button_icon_pos=”” style=”style_4″ link=”url:https%3A%2F%2Fypsicologocancun.com.mx%2Fterapias%2F|title:Ver%20Psicoterapias%20en%20Canc%C3%BAn|target:%20_blank|” css=”.vc_custom_1522699742513{background-color: #a2b37f !important;}”]¿Necesitas una terapia?[/stm_cta][vc_column_text]

El Perdon y el Pasado

El pasado que nos tocó ese fue y no hay otro, acéptalo, eso nos hace ser quienes somos, es nuestra esencia.

Aceptar que no se puede cambiar el pasado pero sí podemos manejar de mejor forma nuestro presente, para que el futuro sea prometedor.

Regreso a esa palabra que algunas veces por temor o pena no decimos:  !perdón!

Si haces ese viaje podrás saber que eso se conecta a ese pasado y con ese niño que se pudo sentir indefenso ante la posible pérdida de amor de sus seres más queridos.

Si te gusta viajar, hazlo, porque va a ser uno que siempre vas a recordar; te dejará un aprendizaje profundo que te llevará al futuro que tú mismo quieres y lo podrás hacer realidad siempre y cuando te vuelvas más consciente de quién eres.

¿Estás list@ para dar el primer paso?

¿Cómo aprendo a perdonar?

Emprendiendo el viaje a lo más profundo del inconsciente donde nos enfrentemos a nosotros mismos y a nuestras pulsiones o emociones, conociendo cómo percibimos nuestra historia.

Emprender el viaje a conocer lo que se siente como culpa o castigo, puede ser muy doloroso, pero su recompensa es el crecimiento emocional.

Revivirlo para ya no actuarlo y que no se convierta en un círculo vicioso resulta doloroso pero a la vez es placentero.

Nos permitirá al final enfrentar  de una manera más consciente todas las cosas que la vida nos depare en el futuro la vida cotidiana, sabiendo qué pasa y resolviéndolo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario